Antes que nada, empecemos con un inventario de la caja de herramientas Yoicas

No sé si les ha pasado que planean hacer un arreglo en la casa, sacan el tiempo, piensan en que va a consistir y a medio arreglo: ¡Bum! No tienen desatornillador Philipps (Te odio Phillips seas quien seas…), o ¡BUM! Los clavos que tienen no sirven para lo que planean, y claro pierden un montón de tiempo, primero buscando sin lograr resultados, luego saliendo de la casa para ir a comprar lo que les faltó, posiblemente de mal humor porque justo un día antes habían ido a la ferretería, y claro hoy no había quien les atendiera, había un filón, llegan a casa y ven que perdieron media mañana y ya la cosa se pone cuesta arriba (y por cierto, el famoso desatornillador Phillips que no encontraron en la mañana aparece ese mismo día en la tarde…)

Pues esto nos pasa a muchos cuando queremos emprender, innovar, reinventarnos, no sabemos con qué herramientas contamos, qué tenemos, qué hace falta. Y es que aunque la filosofía a veces suena a frasecillas cursis para jugar de intelectuales en redes sociales o ser un “chavalo místico”, ciertamente la verdadera filosofía tiene significados muy prácticos, ¿qué tal esta frase?:

“Te advierto, quienquiera que fueres tú, que deseas sondear los arcanos de la naturaleza, que si no hallas dentro de ti mismo aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fuera. Si tú ignoras las excelencias de tu propia casa, ¿Cómo pretendes encontrar otras excelencias? En ti se halla oculto el Tesoro de los Tesoros. Hombre, conócete a ti mismo y conocerás el universo y a los dioses” Inscripción en el templo de Apolo en Delfos.

 Pensarán: ¡Wow aquí vamos con el libro de auto ayuda de supermercado!…. Pero no, vamos a volver esto práctico, nuestro método de Coaching es eminentemente práctico, de poco sirve un desatornillador Phillips sin nuestras manos que lo sostengan, sin nuestro sistema nervioso que envíe la orden de moverse a nuestras manos y más allá, nada hace ese destornillador en la palma de nuestra mano si no nos da la gana usarlo, así que nosotros mismos somos el motor, la fuente de todo cambio y emprendimiento y lo que sabemos, creemos, queremos y tenemos son nuestras herramientas básicas, por lo tanto, dediquemos un momento a el “YO”

Y ¿cómo vamos a saber que herramientas tenemos? Con una peregrinación o meditación trascendental? ¡Nah!, simplemente pensando y registrando, si REGISTRANDO, que ya tienes 3 o 4 phillips en la casa porque se pierden y se te olvida que lo tenías o la culpa es de los duendes, o quizá lo prestaste a quien sabe quién, pues no, vamos a ordenarnos para no perder más tiempo.

Les dejo una herramienta que llamamos “Mi Caja de Herramientas Yoicas”, la misma está en formato PDF para que registren lo básico, les servirá para encontrar esas herramientas, acomodarlas y ver qué relación existe entre ellas y sus objetivos o emprendimiento y a la vez claro que toca anotar las herramientas que creen que les faltan para definir si alguna de las que tienen puede cubrir temporalmente sus carencias y hacer un plan de acción para conseguir las más vitales.

Por cierto, los datos recopilados aquí serán útiles para futuros ejercicios.

Sus categorías son:

Vocación: Aquí anoten lo que les nace hacer, sus hobbies principales, lo que les apasiona, lo que les hace feliz y/o motiva.

-Valores: Son sus principios, cualidades positivas internas, muchas veces inculcada por sus familias, otras desarrolladas por el crecimiento personal.

-Talentos (Habilidades): Son sus capacidades innatas o involuntarias para realizar una tarea con mayor facilidad de lo normal.

-Estudios: Formales, técnicos, capacitaciones, talleres, y similares.

-Experiencias y logros: Todas esas experiencias laborales, prácticas, proyectos, eventos, logros y aportes que hayan dado en los mismos.

-Recursos tangibles: Todos los recursos palpables que se encuentran a su alcance, por ejemplo oficina, equipo de cómputo, un espacio adecuado para videollamadas, vehículo, bodega, local, cualquier maquinaria o herramienta importante. 

-Recursos intangibles: Todos los recursos que están a su alcance pero no son palpables, como por ejemplo sus principales contactos y aliados, software, fondos, claro que aquí podríamos agregar los estudios, talentos y valores, pero como los ocupamos en su propias categorías, no hace falta repetirlos.

Ahora pasaremos a registrar lo que nos falta (para lograr nuestros objetivos), claro está, por la naturaleza involuntaria de la vocación, los talentos y hasta cierto punto los valores y la experiencia, no haremos un registro de los que faltan, nada peor que invertir tiempo en algo inalcanzable en este momento:

-Estudios básicos que necesito:

-Recursos tangibles que necesito:

-Recursos intangibles que necesito:

Cabe mencionar que esta no es una listita que llenar observar y hacer a un lado, se recomienda revisarla y editarla al menos una vez cada tres meses ya que ella crecerá junto a nosotros y dejarla de lado es pecar de soberbia, no nos conocemos tanto como para recordarnos a nosotros mismos de memoria que ¡vaya!, sí que somos más complicados que una caja de herramientas real y aun esas se nos olvida lo que contienen jejeje

Y ahora sí, ¿Cómo le sacamos provecho? Pues volviendo al ejemplo del desatornillador (por última vez, lo prometo 😅), acabamos de ponerlo en su justo espacio en esta hermosa caja de herramientas, divino, ¿vamos a dejarlo ahí haciendo polvo o vamos a usarlo? Pues eso, piensen en sus objetivos, sus proyectos y anoten para que les sirve, como usaran todos estos recursos para alcanzarlos, y muy importante: ¿Cómo, las herramientas que poseo pueden cubrir, al menos en parte, a las herramientas que me faltan? Puede resultar un poquito tedioso, pero en realidad estarán ahorrando muchísimo tiempo que perderían buscando a ciegas en cómo, o con que hacer las cosas.

Espero que este primer artículo y su herramienta les resulten de mucha ayuda, los invito a contarme que tal les va o consultar con total confianza si tienen cualquier duda.

Para estar al tanto de futuras herramientas de emprendimiento, marketing, liderazgo, desarrollo de proyectos y acompañarnos en la aventura que es innovar, los invito a seguirnos en nuestras redes y ¡recuerden siempre compartir el conocimiento!

!Nos vemos Nnovanautas!