La creatividad NO es un talento

¿Uno nace o se vuelve creativo? A muchos nos han inculcado la idea de que hay gente creativa por naturaleza y otra que del todo no puede serlo, que eso se trae, como si del color del pelo habláramos, si sumamos a esto todo el misticismo o romanticismo que rodea al termino creatividad, pues terminamos más perdidos que el chiquito de la Llorona, así que empecemos por definir creatividad:

Según nuestra “confiable” y editable amiga Wikipedia: La creatividad es la capacidad de generar nuevas ideas o conceptos, de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales. La creatividad es sinónimo del «pensamiento original», la «imaginación constructiva», el «pensamiento divergente» o el «pensamiento creativo»

Estamos de acuerdo con que es sin duda una capacidad, pero la misma no es innata, todo lo contrario, es algo aprendido y la plasticidad de nuestros cerebros nos permiten entrenarla, claro, como todo entrenamiento, si uno lo realiza desde la más tierna infancia, el mismo tiene mejores resultados, más nunca es tarde para empezar.

Cuando mencionamos plasticidad cerebral podemos definirla como «La capacidad del sistema nervioso para cambiar su estructura y su funcionamiento a lo largo de su vida, como reacción a la diversidad del entorno.”

(Kolb y Mohamed, 2010)

Bien, y ¿Cómo se supone que vamos a entrenar la creatividad? ¿Crear ideas nuevas debe ser como contar cuentos, pensar en dragones, unicornios, brujas y ciborgs, fantasear quizá? La respuesta es: También, jajaja, pero para nuestros fines prácticos digamos que no tanto, SER CREATIVO ES SOLUCIONAR, eso, sin ir más lejos mis amigas y amigos. El primer ser humano que harto de ser un debilucho, no tener grandes colmillos ni garras, levantó una piedra o un palo y ¡¡Suas!! Consiguió carne y sobrevivió fue creativo, pues cuando buscamos soluciones no solo estamos siendo creativos sino que estamos ejercitando nuestra capacidad creativa.  

Aquí es cuando nos contradecimos un poco al decir que aunque la creatividad no es innata, la plasticidad cerebral si lo es, y esa plasticidad es la que ha permitido que la raza humana siga adaptándose a todo lo que se enfrenta, incluso al espacio exterior.

¿Y esa creatividad tiene a fuerzas que producir algo nunca antes visto? Para ¿Solucionar grandes problemas?

R/ Nope y nope.

Lo normal es emplear algo ya aprendido solo que en nuevos contextos, en ocasiones modificarlo un poco o combinarlo con otras herramientas, así que si ya conoces tus herramientas yoicas, como vimos en nuestro anterior artículo, ya la tienes más fácil. Claro que si estas soluciones son suficientemente innovadoras, automáticamente serás el poseedor de un conocimiento innovador, lo que resulta de muchísima utilidad si tu objetivo es vender un producto o servicio.

¿La creatividad es algo interno y ensimismado?

R/ Nope.

Sin la observación, no habría nada que solucionar, la observación, claro está, es otra habilidad que tendremos que ejercitar, observar las situaciones, nuestras y las de los que nos rodean usando la empatía a modo de piedra rosetta para descifrar sus significados, en futuros artículos trabajaremos sobre el tema de la empatía, la observación y la comunicación.

¿Cómo ejercitar la creatividad?

Esperar un momento de inspiración para ser creativo es como esperar un momento de inspiración para ser musculoso… La creatividad no es mágica, es el resultado de la práctica, y ¿Por qué no? Del entrenamiento.

Algunas maneras para ejercitar tu creatividad son las adivinanzas, las metáforas, los dichos populares, los rompecabezas de cualquier tipo, claro está, los videojuegos que te obliguen a analizar cómo superar determinado nivel u obstáculo, pero nada se compara con buscar soluciones reales a problemas reales, observa cualquier situación que represente un problema o una incomodidad en tu vida diaria (Laboral, personal, transporte, hobbies, entre muchos otros) o algo que se pueda mejorar o que cubra una necesidad que por más que buscas, nadie te soluciona ni aunque quieras pagar por ello, por más pequeña que sea esta solución, si la encuentras ya eres un innovador y ya tienes algo único que vender u ofrecer y amigos, eso es un valor real, es la base de tu propuesta de valor, ¡es oro puro! En nuestro próximo artículo aplicaremos la creatividad e innovación para cubrir las necesidades y motivaciones de los que nos rodean, en aras de encontrar a nuestro público meta (Buyer persona)

Esperamos que este artículo les resulte de mucha utilidad y los invitamos a que practiquen la creatividad buscando soluciones a pequeños y grandes problemas o incomodidades, y claro, cuéntenos que opinan del tema.

Y recuerden que ofrecemos servicios de coaching para innovadores, pueden conocerlos en nuestra página web

¡Nos vemos Nnovanautas!